06 febrero 2008

La culpa es de la vaca



Hace par de años cuando trabajaba en Copa Airlines en el departamento de reservaciones, me enviaron a Mexico junto a una compañera de departamento, porque habian decidido cerrarlo y desviar todas las llamadas a Panamá, asi que, como "compensación" a parte de lo que por ley nos correspondía, pues nos mandaron a Mexico por una semana... que ápero!



El cuento es que allá tambien habian despedido a una chica, y estabamos las 3 en un entrenamiento para la "transicion efectiva" de un empleado a otra compañia o area de trabajo, el curso fue bastante bueno y me ha servido de mucho aun ahora.



Una de las cosas que nos dieron fue este libro: La culpa es de la vaca, que recopila diferentes articulos, anécdotas etc sobre liderazgo y superación personal.



En estos dias de vagancia y semidepresion en mi casa me he puesto a re-leerlo y quiero compartir uno de los escritos que tiene el libro que es de los que mas me ha gustado, para que vean que el deseo de superación y la voluntad propia hacen cosas maravillosas en el ser humano.



El E-mail


Un hombre pierde su trabajo. Luego de buscar varios meses, se entera de que en Microsoft necesitan barrenderos. El gerente de relaciones industriales le pregunta sus datos, lo observa barrer, lo felicita y le dice: "el puesto es suyo. Deme su e-mail, para informarle el dia y la hora en que deberá presentarse".

El hombre, desconsolado, contesta que no tiene e-mail, y el gerente de relaciones industriales le dice que lo lamenta mucho pero que si no tiene e-mail, virtualmente no existe, y que, como no existe, no le puede dar el trabajo.

El hombre sale desesperado, no sabe qué hacer y sólo tiene $250 en el bolsillo. Entonces decide ir al meercado de abastecimiento de frutas y verduras y compra un cajón de tomates de 10 kg. Se va de casa en casa vendiendo el kilo de tomates a $50. En menos de dos horas habia duplicado su dinero; repite la operación otras 3 veces, cena en un pequeño restaurate y vuelve a la casa con $150.

Se da cuenta de que de esa forma puede sobrevivir, y cada dia sale mas temprano y vuelve mas tarde. Asi duplica, triplica y hasta cuadriplica el dinero en un solo dia. Con un poco de suerte logra comprar una camioneta, que un año despues cambia por un camión; a los tres años ya tiene una pequeña flota de transporte.

Luego de cinco años, el buen hombre es dueño de una de las principales distribuidoras de alimentos del país. Entonces recibe a un agente de seguros y, al terminar la conversacion, este le pide al empresario que le dé su direccion electronica para enviarle la póliza. El hombre contesta que no tiene e-mail, y el agente le dice:
- Si usted no tiene e-mail y llegó a construir este imperio, no quiero imaginarme lo que seria si lo
tuviera.
Y el buen hombre replica:
- Sería barrendero de Microsoft

Moraleja 1. Internet no te soluciona la vida (aunque admitamoslo, ahora mismo es lo mas
cerca a la solucion!)


Moraleja 2. Si trabajas por tu cuenta, y tienes suerte, puedes ser millonario.

Moraleja 3. Si quieres ser barrendero de Microsoft, es mejor tener e-mail.

Corolario: Si este mensaje te llega por e-mail, es muy probable que estes mas cerca de ser barrendero de Microsoft que millonario.

3 comentarios:

Joan Guerrero dijo...

¿Seré yo millonario? Internet lo uso diario.

Alejandro Correa dijo...

Jajaja, soy casi barrendero entonces, jejejeje

Estoy de acuerdo con la moraleja...

Soaris dijo...

buehhhh yo ni digo na' el otro dia me quede sin internet y casi me da un yeyo :s

besitos