jueves, 19 de junio de 2008

Yoga en la oficina

Llamadas de teléfono a todas horas, tu mesa inundada por los papeles, exigencias de los jefes y muchas tareas pendientes... ¡Qué horror! A continuación, te proponemos unos prácticos ejercicios para liberar tensiones en la oficina.


Entre las constantes llamadas de teléfono, los asuntos pendientes, los marrones, las tareas que te encomiendan de ahora para ayer, las indecisiones de tu jefe, esa mesa repleta de papeles en la que ya ni siquiera te ves...


Cuando un asunto se convierte en una preocupación que no te deja ni dormir, cuando el estrés se apodera de ti... ¡ha llegado la hora de tomarse un respiro!


A continuación te proponemos algunas técnicas de relajación para que consigas encontrar un punto de equilibrio en medio de tanto caos. El yoga, no solo se practica en el gimnasio... ¡ahora, también en la oficina!


El yoga en la oficina

El yoga es una técnica de relajación proveniente de la India con la que se consigue una conexión entre la parte física, emocional y espiritual. Hoy en día, se ha puesto muy de moda, incluso entre las estrellas de Hollywood.


Con prácticos y sencillos ejercicios de respiración, estiramientos de cuello, manos y piernas... conseguimos liberarnos del cansancio y del estrés que nos produce nuestra jornada laboral.


Las 5 fuentes de energía

Para conseguir paliar el cansancio y agotamiento que produce el estrés laboral... es necesario prestar mucha atención a las cinco fuentes de energía básicas: la dieta, la respiración, el descanso, el sueño y las actitudes mentales.

Anota estos trucos para relajarte en la oficina...

Aprende a respirar

Cuando creemos que ya no podemos más, ha llegado la hora de hacer un alto en el camino, coger aire y respirar profundamente.
La respiración más sedativa es la abdominal, que armoniza con el sistema nervioso. Consiste en conducir el aire lentamente por la nariz. Son respiraciones lentas, profundas y conscientes que ayudan a estabilizarnos mental y emocionalmente.


Encuentra el punto de relajación

Para conseguir la anhelada relajación es importante comenzar con respiraciones abdominales a la vez que conectar la mente con el movimiento de expansión y contracción del abdomen.
Un consejo: cuando te invada la necesidad imperiosa de gritar, ve hacia el lavabo o algún lugar tranquilo, cierra los ojos intenta relajar el cuerpo para conseguir conectar la atención mental con la sensación de relajación.
Una técnica muy utilizada para liberar tensiones es la 'noche menta'. Cierre los ojos e intenta dejar la mente en blanco. Tras desconectar de todo, fija la respiración, así consigues calmar los procesos físicos y mentales mediante la inhalación y la exhalación. Verás como consigues ese efecto de calma que tanto deseabas.


Imágenes y sonidos que relajan

Ante todo, debes intentar mantener la mesa ordenada para que no se te coman las pilas infinitas de papeles.
Apuesta por un paisaje o una imagen que te aporte relax como fondo de pantalla.


Cuando estés al borde de un ataque de nervios, coge aire como ya hemos explicado, y mentalmente ve repitiendo frases como 'estoy tranquila, en armonía y equilibrio...'.


Fuente: Nosotras.com

2 comentarios:

  1. Estoy tranquila, en armonía y equilibrio... y tengo unas infinitas ganas de mandar todo a la mierda e irme pamicasa.com no sin antes decirle a los jefes de la mierda que se metan sus trabajos por el c... (culo o coño según sea varón o hembra) y que me aumenten el sueldo esos hdlrmp!!!

    Ahhhhh... sí... creo que funciona!!! Viva el Yoga!

    ResponderEliminar
  2. Tu lo que debes es ponerte a trabajar, ahora tambien perdiendo tiempo haciendo yoga en la oficina, sin conformarte con todo lo que barajas...

    Que pena debe de darrrrrrrrrrr

    ResponderEliminar